Rehabilitación de baños y cocinas

Rehabilitación de baños y cocinasLas empresas especializadas en reformas, disponen de especialistas en la rehabilitación de baños y cocinas. Los clientes pueden optar por profesionales que realizan los trabajos con toda solvencia. Siempre se está en continuo contacto con los clientes, de modo que estos hallen exactamente lo que estaban buscando. Las rehabilitaciones en estas dependencias deben ser específicas, pues son espacios en los que proliferan condiciones adversas: calor, vapores, vertido de líquidos. Tanto el mobiliario como revestimientos de las cocinas o los cuartos de baño, deben aguantar el vapor, la humedad o el calor. Los especialistas le proponen tanto materiales naturales como sintéticos. Los materiales naturales, como la madera, pueden adecuarse a estos espacios gracias a los nuevos tratamientos.

En cuanto a las cocinas, los clientes optarán entre varios tipos y distribuciones. Si el presupuesto es tan holgado como los metros cuadrados de la cocina, puede rehabilitarse mediante una distribución tipo isla. Las cocinas isla son particularmente versátiles y estéticas. Son la solución perfecta para cuando se requiere capacidad de movimientos en la cocina mientras se trabaja, y también espacio para comer, desayunar y realizar otras actividades. Si los usuarios no tienen los suficientes metros cuadros o tienen un presupuesto limitado, pueden elegir las cocinas rectas o rectas dobles, o incluso las esquineras. Estas últimas también pueden proporcionar un espacio cómodo y estético.

En cuanto a cuartos de baño, los clientes pueden optar por un gran número de trabajos, desde colocación de azulejos hasta colocación de suelos, grifería, sanitarios... Uno de los trabajos con más proyección en la actualidad es el cambio de bañera por ducha. Es una posibilidad perfecta para personas de movilidad reducida, pero también para personas con todas sus facultades. Las viejas bañeras no resultan estéticas, y sobre todo no son prácticas. Los profesionales de las reformas proponen la sustitución de la bañera por platos de ducha antideslizantes y extraplanos.